Letra A la mujer de mi patria. de Tito Fernandez

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Tito Fernandez

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 5,00/5. Total votos: 1

A LA MUJER DE MI PATRIA.
Letra y Música: Tito Fernández.
Por cada mujer que se levanta, en mi patria,
a defender el pan de sus chiquillos y su derecho a un mañana,
yo pongo una perla, de canto, en mi garganta y digo una verdad
que aunque a muchos les duela,
aquí está, trinando con amor, indesmentible en mi guitarra.

Vestida con delantal azul, roja pollera y blusa blanca,
con un puño en alto y los ojos brillantes
reclamando la atención de los que mandan,
allí está, hermosa como nadie, la mujer bendita de mi patria.

Nuestras mujeres, camarada, son la herencia de la tierra,
entonces ¡respetadlas!
no levantéis la mano contra ellas ¡no!
se secará tu diestra si intentas maltratarlas.

Mira que la mañana se viene, de colores,
a fundar un tiempo, nuevo, de esperanzas
¿qué clase de mundo sería este, digo yo,
sin la mujer marchando junto al soldado en la batalla?

Mírala en su grandeza de madre, hacedora del hombre, y ámala.
no la golpees, ¡no! tu mano ha sido hecha para acariciarla.
guarda tu mejor beso para ella
y mírala como labora, incansable, en cada fábrica,

Mírala como teje, con sus manos divinas, la textura del alma.
¡no te parece una bandera de cielo cubriendo, con su amor, todas las ansias?
¡no te parece eso? ¡mírala! ¡mírala como va descalza y no le importa!
porque va a encontrarse, contigo allá en la plaza
y bajo los faroles, apagados de niebla,
va a buscar, en tu boca la vida que le falta.

Esa que sabe dar todo por nada,
esa mujer, hermosa, que es luz en cada casa,
esa mujer querida está en mi canto y yo quiero cantarla.

(Canto)
Ay, ay, ay, como pudiera, cariño decirte tanto
en unos versos sentidos, cariño y un sólo canto.
ay, ay, ay, como pudiera, cariño decirte tanto.

La patria es hembra, también la libertad,
es hembra la bandera y también la esperanza.
la ola del mar también es hembra
y la estrella, la nube y la verdad.
la justicia es hembra, también la vida,
la naturaleza, toda, es hembra
y también es hembra la guitarra.
es hembra la risa y la pena, con sus lágrimas.

Yo te pido, camarada, que tomes a la tuya,
a tu mujer, sencilla, que se te da enamorada,
que te brinda la razón por la que existes y no te pide nada,
Yo te pido que la tomes, la abraces y la quieras,
¿no ves que sin ella no estarías escuchando estas palabras?
ella te trajo aquí, al canto, a fundar la nueva vida al son de una tonada,
porque ¿qué otra cosa es la vida sino un minuto, breve,
entre suaves encajes y perfumadas sábanas?

Cántala, compañero, cántala,
baila con ella, baila,
deja que el vino se derrame, en las copas,
y brinda por aquella que hace posible el alba.

(Canto)
Ay, ay, ay, como pudiera...Etc., etc.

Por cada mujer que se levanta, en mi patria,
a defender el pan de sus chiquillos y su derecho a un mañana
yo pongo una perla, de canto, en mi garganta, y digo una verdad
que aunque a muchos les duela
aquí está, trinando con amor, en mi guitarra.

Vestida con delantal azul,
roja pollera y almidonada blusa blanca,
con un puño en alto y los ojos brillantes
reclamando la atención de los que mandan,
ahí está, hermosa como nadie,
la mujer, bendita, de esta patria.

Tomado de AlbumCancionYLetra.com

(volver)