Letra A merced del olvido de Arturo Meza

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Arturo Meza

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 5,00/5. Total votos: 1

Entre tu piel y mi piel hay un abismo insondable.
está la historia del cosmos, están los muertos de todos.
están los muertos sin tumba que somos todos nosotros.
Entre tu amor y mi amor hay un arcano perdido.
Entre tu aura y mi exilio está el perdón de los cielos.
Entre tu pueblo y mi pueblo hay una cruel laberinto.
Memoria al vacío,
que huele a soledad,
Y sabe a miedo en la boca cuando no hay alimento.
Memoria al vacío,
que huele a soledad,
Y sabe a miedo en la boca cuando no hay alimento.

El andrógino parido en dos era un canto secreto,
Un ángel lo hizo entonar y nos vinimos con el al desierto,
a cruzar la frontera,
al desierto.
Alguien nos puso en la frente un sello terrible.
Sumaron la cuenta perfecta y nos dieron la tierra.
Esfera de polvo que gira al compás del destierro
Polvo de huesos podridos de viejos bandidos.
La lengua sagrada
la fuimos perdiendo.
Todos hablamos la lengua maldita de Babel.
Memoria al vacío,
que huele a soledad,
Y sabe a miedo en la boca cuando no hay alimento.

Los ángeles cerraron las puertas del cielo.
El Sello es una cruz con la sangre del Cordero.
La geometría se quebró y enmudecieron los cantos.
Cada quien despertó en el sueño de un loco,
Y esos locos van viajando a la región del silencio.
Todos somos carceleros del dolor de los otros.
Todos somos espejo de la mentira de todos.


El Anciano del tiempo
se arrojó a los abismos,
Sin su libro de sueños nos quedamos perdidos,
Sin rostro,
a merced del olvido.

Memoria al vacío,
que huele a soledad,
Y sabe a miedo en la boca cuando no hay alimento.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
A veces se oye el crujir de los cielos.
A veces se ven las estrellas,
A veces yo recuerdo el mar.
He llegado a soñar con tu nombre.
Sabes que vivo y que muero en un ciclo terrible.
Voy a romper las membranas del sexo divino,
Voy a beber de la copa mas amarga del cielo
Miraré por encima
de las estatuas de sal.
Voy a quedarme despierto cuando todo se acabe
Solo para verte,
Solo para verte
Solo para verte.