Letra Ahora da igual de Bernardo Vázquez

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Bernardo Vázquez

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Te esperare y al despertar
ven, duerme venas de pura realidad,
me besaras con tanto amor
que sabre enseguida que es solo un sueño,
amor mio nuncahas entendido que tus besos son promesas para mi,
promesas de seguir cerca de ti.
Maldita sea la hora en que te conoci
y esos negros ojos se posaron dulcemente
y tristemente en mi.

Ahora da igual que vengas o no
que en esta vida solo mando yo,
no necesito tu limosna de amor
ahora soy yo quien no quiere tu amor.
Ahora da igual que hables o no
que eres el tiempo, que no escucho tu voz,
ni tus palabras estudiadas o no,
ahora soy yo quien ya no escucha,
quien ya no escucha tu voz.

Yo no hablare, tu no vendras,
yo sentire en mis entrañas quemar
ese dolor que me hace estar
al borde siempre de tu cama y vivo.
Intentare no volver a caer
para no dejarme arrastrar por tu piel
porque despues se que yo sufrire,
conozco de memoria el final del juego, amor mio.
Dime porque me haces tanto, tanto daño,
y te ensañas y despues
dices que me quieres y vuelves ora vez.
Maldita sea la hora en la que me enamore,
dejando que mi alma desnudase mi ser,
simplemente, que pena debe ser.

Ahora da igual que vengas o no
que en esta vida solo mando yo,
no necesito tu limosna de amor
ahora soy yo quien no quiere tu amor.
Ahora da igual que hables o no
que eres el tiempo, que no escucho tu voz,
ni tus palabras estudiadas o no,
ahora soy yo quien ya no escucha,
quien ya no escucha tu voz.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Ahora da igual que vengas o no
que en esta vida solo mando yo,
no necesito tu limosna de amor
ahora soy yo quien no quiere tu amor.
Ahora da igual que hables o no
que eres el tiempo, que no escucho tu voz,
ni tus palabras estudiadas o no,
ahora soy yo quien ya no escucha,
quien ya no escucha tu voz.