Letra Amor casual de Wilfrido Vargas

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Wilfrido Vargas

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,36/5. Total votos: 14

Coincidencia tal vez, o suerte
la ilusión empezó mirándonos
lo formal se quedó pendiente
y aprendimos a amar amándonos
como lluvia me fue subiendo
el deseo más torrencial
del placer y los desenfrenos
que obsesivo este amor casual

Ya no tengo un lugar
que no me hayas besado
ningún rincón sagrado
te falta por andar
profanaste el pudor
ya no queda un camino
que no sea testigo
de un gemido de amor
de un gemido de amor

Coincidencia tal vez, o suerte
la ilusión empezó mirándonos
lo formal se quedó pendiente
y aprendimos a amar amándonos
como lluvia me fue subiendo
el deseo más torrencial
del placer y los desenfrenos
que obsesivo este amor casual

Ya no tengo un lugar
que no me hayas besado
ningún rincón sagrado
te falta por andar
profanaste el pudor
ya no queda un camino
que no sea testigo
de un gemido de amor
de un gemido de amor

y amándote y amándote
En la intensa pasión embriagados estamos tu y yo
y amándote y amándote
Me has convertido la piel en un mapa de caricias mujer
y amándote y amándote
Que cortita es esta noche para tanto y tanto amor
y amándote y amándote
Cuando me tocas así que corriente de amor, que manera de sentir
y amándote y amándote
Tu profanaste mi pudor
profanaste el pudor
ya no quedan un camino
que no sea testigo
de un gemido de amor

Coincidencia tal vez, o suerte
la ilusión empezó mirándonos
lo formal se quedó pendiente
y aprendimos a amar amándonos
como lluvia me fue subiendo
el deseo más torrencial
del placer y los desenfrenos
que obsesivo este amor casual
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Ya no tengo un lugar
que no me hayas besado
ningún rincón sagrado
te falta por andar
profanaste el pudor
ya no queda un camino
que no sea testigo
de un gemido de amor
de un gemido de amor