Letra Aroma de El Elote

Etiquetas:
Letra de canción
Enviar a un amigo |


Otras canciones de El Elote

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Si, elote el bárbaro,
de nuevo en este dos-tres,
dedicando esto a las mujeres,
que han pasado por mi camino, (aja)
si, los hombres de verdad,
no recordamos nombres, (ah, ah)
recordamos cuerpos, (simon)
recordamos noches, (noches, si)

Si tu mundo no deja de girar,
si tu mente, nuestra imagen no la puede borrar,
si hay algo que siempre te hará regresar, (uhhhhh)
es el aroma a mujer.

Apenas despierto, no se donde estoy,
volteo a mí alrededor, no puedo creerlo,
creo que lo he vuelto a hacer de nuevo,
no es mi cama, ni mi colchón,
y ese no es mi espejo,
a mi lado duerme una mujer,
con la piel de color moreno,
rizado su cabello, a decir verdad,
su rostro no lo recuerdo bien,
solo se que ayer volvió a suceder.

Esclavo soy del aroma a mujer en brama,
paso mis noches conquistando camas,
rentando cuartos de hotel,
asaltando cunas por las colegialas,
profanando nidos de amor de las amas de casa.

No soy un caza nova, respetos por mí compa paña,
tan solo soy un hombre en busca de lo que quiere,
que no para hasta que lo obtiene,
si se trata de placer,
pocas cosas son las que me detienen,
el riesgo solo eleva la emoción,
lleva el goce a su máxima expresión,
dejar hembras rendidas significa mi pasión,
es lo que vivo y aunque se que este no es mi estilo,
elote bárbaro, dedica esto a las mujeres, de su camino.

Si tu mundo no deja de girar,
si tu mente, nuestra imagen no la puede borrar,
si hay algo que siempre te hará regresar, (uhhhhh)
es el aroma a mujer.

Puedes ir desafiando el tiempo,
puedes correr incluso siempre en contra del viento,
se que volverás aunque salgas huyendo, (uh, uh)
por el aroma a mujer.

Rucas en diferentes tallas y complexiones,
diferentes sonrisas y miradas,
diferentes colores de cabello y piel,
mujeres tímidas y lagartonas con sus mañas,
es una maldición que me seguirá a donde vaya.

Aprendí a vivir así,
acostumbrarse no es nada difícil, (no)
lo difícil es marcharse,
dejar atrás o poner puntos suspensivos,
a la vida de libertinaje y encerrarse,
en un mundo pequeño, de ilusiones,
tan lleno de ficciones,
y mitos, como el amor mismo,
un tal Cupido, tal san Valentín, (mmm)
que atraviesan corazones, no, no, no.

Algunas veces lo intente, y solo logre perder mi tiempo,
que se que ya no recuperare,
pero a manera de revancha, ahora juego con el,
y dedico parte a ellas, tan solo en necesario,
y libremente, no compromisos,
no contratos escritos, ni verbales.

Ellas quieren lo mejor de mi,
yo solo les muestro mis barbaridades,
el sentimiento por sus novios, o maridos,
en un momento queda en el olvido,
y solo escucho mi nombre de pila,
entre jadeos y suspiros, pidiéndome,
que no pare, que no pare, que nunca pare. (aja)

Novios, pretendientes, maridos y padres de familia,
Ofendidos pueden representar peligrosa consecuencia,
pero, la vida misma representa riesgos,
así que porque no correrlos en lo que mas disfrutemos,
acaso es el miedo a que la gente nos señale con el dedo,
y que juzgue de ramera a la mujer,
y al hombre de vil mujeriego,
solo por sus diferentes formas de ser,
y por las diferentes formas de ver la vida y el placer,
haber pues quien viene aquí,
a decirme quien es quien, o que en esta vida,
y como se supone que debemos de vivirla,
acaso un jovenzuelo despechado,
o usted señor, si su mujer lo engaña,
es porque necesita un poco de atención.

Así que piense que si no soy yo,
no faltara otra persona que haga esa labor,
ande guárdese su orgullo, y su amor herido,
agarre su pudor y mándelo a volar lejos,
que puede ser el principal autor de su situación,
y no yo, pues yo tan solo llego,
apago un poco el fuego y luego me alejo,
solo por gusto nunca por dinero,
como le dije es una forma de matar,
mi poco tiempo libre, y olvidarme,
de tantos males, pues en tiempos difícil,
solo caguamas gélidas,
y mujeres fáciles me sirven.

Si tu mundo no deja de girar,
si tu mente, nuestra imagen no la puede borrar,
si hay algo que siempre te hará regresar, (uh, uh)
es el aroma a mujer.

Puedes ir desafiando el tiempo,
puedes correr incluso siempre en contra del viento,
se que volverás aunque salgas huyendo, (uh, uh)
por el aroma a mujer. (Es el aroma de mujer)