Letra Asesinato de copreros de José de Molina

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de José de Molina

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Hace 16 años los grupos de Costa Grande, defendieron la copra, establecieron una cooperativa que regulara el precio, el hambre y el trabajo, los terratenientes dijeron que tres centavos por kilos de copra no podían ser la vida, pero prepararon las paredes para la sangre, pronto fueron 3 veces 3 millones.

Imponer falsos dirigentes en México es fácil, el gobierno "Revolucionario" los solapa, cuestión de sangre fría, el kilo de copra ya llevaba 25 centavos como fondo, pero pronto lo compraban a la mitad. "Es coco verde y no sirve, vale 50% y el que no lo quiera vender, paga traslado o no sale la copra."

En cada asamblea intervenía el ejercito, Cesar del Ángel fue el líder Coprero, y en las casas y en los rostros empujo a la confianza cuando llego a dirigir la cooperativa, pero cuando comienza la justicia en un país la detienen si todo lo que rige es injusticia.

Los terratenientes se unieron, e invitaron al gobierno "revolucionario" a cenar, el 27 de agosto de 1967, los copreros quisieron entrar a su local de la Asociación Coprera de la Costa Grande de Acapulco Guerrero, pero ya Amador Hernández de la CNC, había ya ordenado la represión, porque el gobernador se lo había ordenado a el.

Los copreros quisieron entrar y comenzó la balacera, oficial, con escarapela tricolor y con el plan de táctica con sello Mexicano, a mansalva disparaban los agentes de la judicial, y los francotiradores adiestrados desde la azotea, las puertas, las ventanas, ¡disparaban!, disparaban...

Los copreros caían agujerados, mientras los asesinos recargaban sus armas, caían con gran numero de ojos, de espaldas, de sangres, con la ira contenida, sin respuesta, tirados, amontonados, amortajados por la pólvora, sus cuarenta cadáveres, murieron, hacia adentro, como los cadáveres campesinos de Atoyac, solo estaba la grandeza del hombre, frente a la Revolucionaria Institucional Mentira Mexicana.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
A Lucio Caballas lo acusaron de mas de 10 delitos, desde entonces se fue a las montañas, ahí nos espera, y ya vamos...