Letra Corrido De Lucio Vasquez de La Hija Del Mariachi

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de La Hija Del Mariachi

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,46/5. Total votos: 37

Volaron los pavos reales rompió a la sierra mojada,
Mataron a Lucio Vasquez por una joven que amaba
Por una joven que amaba.

Eran las diez de la noche, estaba Lucio cenando
Llegaron unos amigos para invitarlo a un fandango
Para invitarlo a un fandango.


Su madre se lo decía, su padre con más razón:
Hijo no vayas al baile, me lo avisa el corazón
Me lo avisa el corazón.

Montaron en sus caballos rumbo a la sierra mojada,
Cuando llegaron al baile ya su rival lo esperaba
Ya su rival lo esperaba.

Lo invitaron a unas copas, Lucio no quiso aceptar
Se hicieron de unas palabras para salirse a pelear
Para salirse a pelear.

Le dieron tres puñaladas de la espalda al corazón
Como le decia su madre, lo mataron a traición
Lo mataron a traición.

Madre mía de Guadalupe de la Villa de Jeréz
Dáme licencia señora de levantarme otra vez
de levantarme otra vez.


Después que lo asesinaron le echaron tierra en la boca
Y así lo vieron morir como cuando a uno le toca.
Como cuando a uno le toca.

Volaron los pavos reales rompió a la sierra mojada...







Volaron los pavos reales rumbo a la sierra mojada,
mataron a Lucio Vázquez por una joven que amaba.

Como a las diez de la noche estaba Lucio cenando,
llegaron unos amigos, para invitarlo a un fandango.

Su madre se lo decía: que a ese fandango no fuera.
Los consejos de una madre no se llevan como quera.

Llegaron a la cantina, comenzaron a tomar,
pero Lucio no sabía que lo iban a traicionar.

Lo sacaron a la orilla por ver si sabía jugar,
le dieron tres puñaladas al pie de un verde rosal.

Los tres que lo apuñalaron se sentaron a fumar
y se estaban carcajeando de oír a Lucio quejar.

Los tres que lo apuñalaron se fueron hacia un potrero
caminando muy despacito, los tres limpiando su acero.

-¡Madre mía de Guadalupe de la Villa de Jerez,
dame licencia señora, de levantarme otra vez!

Su pobre madre lloraba debajo de unos jarales:
-Hijo, ¿como te levantas, si son heridas mortales?

Su hermano de compasión la pistola le brindo:
-Hermano, ¿pa? que la quiero, si el tiempo ya se pasó.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Volaron los pavos reales del ciprés a los vergeles,
mataron a Lucio Vázquez por causa de las mujeres.