Letra Cui Cui de Roberto Roena

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Roberto Roena

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 5,00/5. Total votos: 7

Del manantial del alma, salen las lagrimas,
las buenas intenciones, salen del corazón.

Por eso cuando lloras pierdo la calma,
pues hay llanto en tu alma y angustia de
dolor.

Cuando el manantial del alma,
haya crecido sus señales de dolor,
y sufrimientos si miras, a un hombre muy
entristecido,
ese soy yo que quiero, acompañar tus
sentimientos,
si miras, a un hombre muy entristecido,
ese soy yo que quiero, acompañar tus
sentimientos.

Coro: Cui - cui, acompañar tus sentimientos.
~
Las lagrimas del cielo son convenientes,
porque ellas le dan vida, a la planta vegetal.

En cambio que las tuyas son muy ardientes,
pues marchitan mi alma y angustian mi penal.

Cuando el manantial del alma,
haya crecido, sus señales de dolor,
y sufrimientos si miras, a un hombre muy
entristecido,
ese soy yo que quiero, acompañar tus
sentimientos,
si miras, aun hombre muy entristecido,
ese soy yo que quiero, acompañar tus
sentimientos.

Coro: Cui - cui, acompañar tus sentimientos.

Ayer yo estuve triste, y ahora estoy contento.

Por eso cuando canto, yo canto de alma dentro.
de tus malas intenciones, me estoy riendo.

Dios té libre mamacita de esos malos
pensamientos.

Cui - cui, cui - cui, cui - cui, cui - cui.
~
Con esos truquitos mami, a nada vas a llegar.

Vaya truquito, vaya truquito, vaya truquito,
no me vas a embarcar.

Dios té libre mamacita, de esos malos
pensamientos.

Oye de tus errores, me estoy riendo.
~
Cuando el manantial de alma, haya crecido,
su señales de dolor,

Y sufrimientos cui - cui, y sufrimientos cui -
cui,
y sufrimientos cui - cui.

Ayer yo estuve triste, y ahora estoy contento.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Ahora vengo de frente, y te juro que no
miento.