Letra De narices de Dikers

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Dikers

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Me sorprendió tu bonita canción, pero es que yo no he venido a bailar, y sé que no seguiré el compás que siempre marcó el mismo reloj. Estoy dispuesto a dejarme mirar, sé que en el fondo soy un bufón, como un payaso con un tambor, como una canción sin principio y sin final.

Y me dices que me busque algo normal, que aterrice, que voy a chocar de narices con la cruda realidad que me guarda sitio en tu sofá.

Que imaginar es ciencia ficción, que en el espacio no hay sitio pa' más. Que esto va bien, que te dejes llevar, que no hay vida más allá de este salón.

No busco nada que se pueda comprar, ni tengo agallas de tiburón. Caigo de espaldas cuando el telón me devuelve al mundo donde quiero estar.

Pero insistes en que busque algo normal, que aterrice, que voy a chocar de narices con la cruda realidad que me guarda sitio en tu sofá.

Puede ser que me pierda un poco y me cueste aprender, dejaré encendidas velas pa' saber volver,
y a la vez, arañar la niebla que me impide ver.
El placer de acabar donde quieran llegar mis pies,
donde quieran llegar mis pies, sin importar lo que pueda pasar después.

Voy a acabar donde quieran llegar mis pies, sin importar lo que pueda pasar después.
Voy a acabar donde quieran llegar mis pies, sin importar lo que pueda pasar después.
Voy a acabar donde quieran llegar mis pies, sin importar lo que pueda pasar después.
Voy a acabar donde quieran llegar mis pies, sin importar lo que pueda pasar después.
Voy a acabar donde quieran llegar mis pies, sin importar lo que pueda pasar después.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Pero insistes en que me busque algo normal, que aterrice, que voy a chocar de narices con la cruda realidad que me guarda sitio en tu sofá.