Letra El club de los olvidados con titó de Nach

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Nach

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Alza la vista más allá del barrio, intenta abrir los ojos y sal del ruido diario por favor, objetos materiales en tu armario a los que no les das valor, vida fácil la del ágil vencedor, probad a hacer sprint contra el abismo, y mirad en la retina de los que ya les da lo mismo, como hijos del egocentrismo, y padres del materialismo somos cómplices, mis lápices rabiosos no son dóciles,
fúsiles usados como juguetes inútiles por niños de la guerra controlados como títeres, ¿dónde están los líderes?, ¿los nombres célebres?, ¿los premios nobeles? Muriendo por los víveres, viviendo entre cadáveres, la suerte, mala suerte, tocando sin remedio la guadaña de la muerte constantemente, buscando amor entre las piedras, mirando tras las rejas mundos de rosas y perlas, querer olerlas, poder tenerlas poseerlas, sueño imposible, para ti es inalcanzable, el azar de la vida te convirtió en desechable, y por un pan en tu boca perdonas lo imperdonable.

Bienvenidos al club de los olvidados, de aquellos que están atrapados.
Bienvenidos al club de los olvidados, y de aquellos desterrados.
Bienvenidos al club de los olvidados, de aquellos que viven atados.
Bienvenidos al club de los olvidados, desesperados.

Esta vez te tocó a tí sufrir, lo sé, un sinvivir sin fin, depresión ante un mundo exterior a ti,
pobre en espíritu en su gran plenitud, y rico en el deterioro de la salud, como los virus, in situ
en la sociedad vi tu frialdad cual iglú, para ti el cielo es gris cuando es azul, te prohíben ver la luz, no la cruz, alud de sentimientos cae sobre tu ataúd en carne viva, cuando aún sigues con vida, abiertas heridas, como identidad derivan de calles sin salida, creadas por los que imaginas,
Aznar sé que escribías en periódicos franquistas,
y así va, tu política incita maldad, a tí y a mí, y a casi todos los que vivimos aquí, tiempos de crísis que a muchos hace delinquir, dosis ingerir, mundo de yonkis, mientras te preguntas que fue lo que no ví o no dí por mí, no sé si vivo la realidad o en un cómic, sólo sé que España no va bien, que la gente cada vez es menos dócil, hostil como la poli cuando se trata de ti, aunque no encajes con el móvil serás útil así que sé sutil,
que no hagan de ti un maniquí aunque elegir te sea difícil, todo esta en tu contra por haber nacido en este mundo ruín, en el que no has sido invitado,
y es por eso que eres miembro del club de los olvidados.

Bienvenidos al club de los olvidados, de aquellos que están atrapados.
Bienvenidos al club de los olvidados, y de aquellos desterrados.
Bienvenidos al club de los olvidados, de aquellos que viven atados.
Bienvenidos al club de los olvidados, desesperados.

Tienes la tierra en tus pies pero es demasiado árida, es demasiado pálida y no es válida, la tierra que Dios te dió, que te escuche y te perdone, pero las biblias que traen sus misioneros no se comen, no sé qué se proponen los gobiernos, no pueden detenerlo, no pueden pintar de azul en este infierno, el mundo cae y yo no puedo ni creerlo, pensar que quizás mis nietos ya no vivan para verlo, miro en vuestros ojos y leo en vuestra mirada, lugar equivocado en la era equivocada,
nuevo orden mundial, yo sigo en la encrucijada,
quiero tocar vuestras manos pero no consigo nada,
y si hay tanta comida ¿por qué hay bebes que lloran?, ¿y por qué si somos tantos mucha gente sigue sola? Así que dime quién controla nuestras mentes, si es la empresa Coca-Cola o son nuestros presidentes, en tiempos hostiles, donde nada es previsible, el demonio camuflado en el asfalto es invisible, buscarás tu norte aunque tu vida vaya en ello, porque más cornás da el hambre, la miseria esta en tu cuello.

Vergonzoso nivel de vida, así va, donde tu final no dispone de una lápida digna a la que ir a visitar, un sinvivir de cualquier forma, no da otras normas con las de soñar con épocas de paz que recordar, en caso de existir por la manera de vivir, te van a dividir por mil hasta hacer de tí poca cosa, una sombra perdida entre otras, gracias a esta sociedad hipócrita, la mitad boba y la otra mitad estorba, un mundo entre rejas ante tus ojos está en obras, en penumbras, empeora, la esfera se evapora, y así está de mierda la atmósfera, ¿o no es verdad? Y metal me dan náuseas, observa, no es novedad acá es como asesinar tras pactar un acta de paz, alza la vista al cielo, desplaza tu mirada de hielo, busca sentimientos y un te quiero y no algo material.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Bienvenidos al club... [x3]
...de los olvidados [x2]