Letra El y ella de Arma Blanca Con D Lux

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Arma Blanca Con D Lux

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 5,00/5. Total votos: 1

Es el El y Ella
Es Arma Blanca, D-Lux
Son historias, en cada ciudad, en cada mente, en cada corazón hay una luz y hay un lado oscuro...

Ella tenía todo lo que el buscaba de una mujer, era ese ángel escondido trás su piel con labios de miel, el siempre supo que escoger y ser fiel a su compromiso, preso del sabor de la hiel que luego le trajo un beso, así cedió por amor por miedo a perderla no quiso, ser la perla en manos de alguien que no apreciaria al tenerla..


el y ella
conocerla fue un paso hacia un paraíso
estaba feo sin su trofeo
este era el precio de quererla
no hay aviso
cuando todo se complica uno se aplica
incluso siendo ateo
el le pidió a Dios un deseo
ella era esa chica tipica
que tiene a quien quierer
pero no quiere a quien tiene
solo quiere de manera psíquica
el sabía que no era nadie sin ella
como yo sin la música
solo la estética ayuda a que una relación sea estática
con una táctica estrateégica puedes oler el engaño
pero no calmar el daño de antaño que hoy causa réplica

el y ella
bebían de esa botella su rencor
si salían juntos a bailar
el siempre acababa solo en un rincón
siempre añoraba con nostalgia
días felices sobre ausentes
pero cuando el respeto se pierde muere la magia.
cansado de hacer de una habitacion su prisión de noche
el salió y conoció a esa dama blanca dentro de un coche
el y ella frente a un espejo se juraron amor eterno
nada tierno si la voz que le hablaba venía del infierno.

CORO:
es demasiado miedo hoy
si tu quieres encontrar
quien te sepa amar
siempre fue Dios el y ella
cada paso en falso
te destroza el corazón
dama blanca soy yo
hoy me vienes a buscar
yo te alejaré de la realidad
tanto como quieras volar

después de esa primera vez
ella le hizo soñar
con su eterna primavera
el creyó estar volando
el y ella pasaron la noche entera conversando
en un rincón de la guantera de aquel coche conectando
ella mostraba cada instante en otra dimensión
y el con tensión en el rostro y distante entro en su cárcel
el y ella
un matrimonio prohibido
como una huella que recuerda el olvido
un destello de lo no vivido
ella daba confianza
juntos vivieron soledad
juntos buscaron venganza
y borraron sus viejas heridas
moldeando sus sueños
en barro dentro de esta fábrica
el y ella
como imágen elástica
entre la nostálgia
ella fue cada botella
cada golpe contra el suelo
pero el la comprendiá, la cobijo, y le dio consuelo.
ella daba recompensa
pensar en ella era escaparse
al taparse con su manto de hielo
perderse era encontrarse
junto a ella
princesa vestida de blanco
sus pasos la dirijen a un altar sobre un espejo en aquel banco
sus cifras disfrasan su vida
y el se da cuenta
piensa que ellla vale mas que su renta
si nada comenta
ella y el
como lágrima dulce y amarga piel
como espina clavada en tu alma
y brisa del amanecer
como el Sol que ilumina el milagro
y esta extraña Luna
el y ella como voz que se apaga y busca fortuna
(coro)

pero cuando el amor se paga
tarde o temprano nacen llagas
caricias por norma se transforman en dagas
cuando la llama de un fuego se apaga todo es oscuro
el abrió los ojos siendo ya tarde solo vio muros
fueron tiempos duros
nada en los bolsillos
sin amigos
justo castigo para aquel que juega con cuchillos
para ella fue tan sencillo someterlo al completo olvido
para el fue tan utópico recuperar lo perdido
entre castillos de falsas esperanzas de ruidos
campos sembrados con sueños a cenizas reducidos
el subido en la depresion que provoca la soledad
ella con frialdad paseaba con otros por la ciudad
y es que el tiempo no conoce piedad
cobrándose actos
no admite sobornos
hace que el pasado quede intacto
ir con ella fue entablar un pacto con demonios
perderlo todo como árbol su follaje en otoño
ella no tiene dueño
controlarla fue mas que difícil
sin ella el creía no ser útil
y buscó la huída fácil
aquella noche
en aquel puente
su frágil mente decidió
un paso al frente dio
diciendo hacia sus problemas adios
ninguna de ellas
concedió nada por este peregrino
ninguna cedió lo mínimo
por alterar su destino
quizás su signo era yacer en un lecho eterno y estrecho
pero tu cuida tus pasos
por que ellas estan al acecho
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
(coro x2)