Letra Entre Avenidas Y Aceras de Porta No Es Cuestión De Edades

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Porta No Es Cuestión De Edades

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Esta es la historia de aquel niño, de un niño marginado,
que siempre sacabas dieces y sin amigos al lado,
el tenia un sueño, el sueño de ser popular,
el estudiante sin amigos que un día empezó a fumar.
Consiguió amigos fácilmente pero lo hizo a un alto precio,
los estudios fueron mal pero da igual, lleno el vacío que sentía adentro,
malas influencias te llevan al mal camino,
mucho cambias, te engañaste a tu destino.
El niño ingenuo continuo con los porros por diversión,
las risas con los colegas, todo acabo en adicción,
el caballito blanco le atrapo en su telaraña,
prostitución, drogas, alcohol fueron sus únicas hazañas.
un niño capaz de matar tan solo por algún gramo,
perdiste tu vida y la transformaste en un caos,
tu vida fue un infortunio y es que ahora nadie te quiere,
vendiste a tu familia por cuatro papeles verdes.
Ahora ya a nadie le importas, perdiste tus amigos
y es que entre deudas y deudas solo ganaste enemigos,
cuestión de tiempo el sentir que tu vida era una mierda
siempre tirao en el parque entre avenidas y aceras.
Estas solo y lo mas duro es convivir en soledad,
para ganarte el pan diario ahora tienes que robar,
delincuente juvenil donde te llevaran tus pasos,
intentaste ir a mejor, el intento quedo en fracaso.
Huyes, pasan coches, oyes sirenas de fondo
que poco a poco se acercan , te reflejaba aquel foco
de luces rojas y azules, agentes te registran
es la hora de correr, si te pillan tu libertad confiscan.
Te pusieron sus esposas, directo a comisaría,
te ficharon, primer contacto con la policía,
un día al calabozo faltan fuerzas,
se que ya no puedes hacer nada con tu vida estando entre cuatro paredes.

[Estribillo](x2)
Es la historia de aquel niño, de un niño atropellado, ¡despierta!
ahogado entre llantos y sueños, un chaval desorientado
fantasías, pesadillas entre avenidas y aceras,
despierta y deja a un lado ya todas tus falsas penas.

Reflexiona, propón cambiar tu vida, si no es tarde,
al salir del centro de menores, ves hacer las paces,
con aquellos que te querían y tu les diste la espalda,
avanza, quizás ahora te ignorara la esperanza.
Tu infancia un mal recuerdo que intentarás olvidar,
intenta arreglarlo, ya no hay hombros en los que llorar,
ves hablar, arreglar las cosas con tus familiares,
llegas tarde tu familia no está, cambiaron paisajes.
Pasaron años, viviste y conviviste sin trabajo,
en las calles llenas de odio siempre con animo bajo,
ahora que ya eres mayor querrías borrar el pasado,
necesitas ayuda, reconoce estas acabado.
No te rindas, sigue buscando que quien busca encuentra
muchos años ya vagando con cero respuestas,
veces de fuentes calientes, te alimentas de basura,
vives 24 horas, recorres calles oscuras.
Siempre por el mismo barrio, conoces cada calle,
conoces cada rincón, cada banco cada detalle,
por las noches tienes miedo que salga un pandillero,
que puedan apalearte, apedrearte por rastrero.
Estas exhausto y con esperanza de encontrar trabajo,
duermes bajo túneles y a diez grados bajo cero,
eres fuerte y a la vez débil, solo otro pasajero,
que va en sentido contrario buscando un camino correcto.
Nadie te regalo nada, ni siete míseros céntimos,
infausto amigo nómada, siempre con contratiempo,
todos se ríen de ti, los niños te toman el pelo,
ya estas harto de todas formas jamás veras el cielo.
Estas cansado, agotado, estas dispuesto a rendirte,
a darte por vencido ya, acabar con tu alma triste,
te ahorcaste y despertaste de aquel coma profundo,
todo quedo en un largo sueño, chico esta es tu vuelta al mundo.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
[Estribillo](x2)
Es la historia de aquel niño, de un niño atropellado, ¡despierta!
ahogado entre llantos y sueños, un chaval desorientado
fantasías, pesadillas entre avenidas y aceras,
despierta y deja a un lado ya todas tus falsas penas.