Letra La misión con arma blanca de Nach

Etiquetas:
Letra de canción
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Nach

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera
mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí. Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí.

Nacido un 13 de mayo con ganas de joder al mundo,
decían que era el hijo de Dios y del Diablo unido en uno. Trajo consigo su evangelio prohibido, su mandamiento; extender los 4 elementos con un regimiento nocturno, que se abre paso entre bloques de hormigón y cemento. Escribiendo sus nombres con un contorno, y con el rap buscando una manera de cómo elevarnos. Es tu turno, el de conquistar un trono, de que tu vida gire en torno a un micrófono.

Bien, cada tema es un nuevo retorno de los MC's, que merecen mecer éste MIC, su rap hacer. Acercarnos a nuestra manos los violines, los pianos, y duros bajos con los que su flow encajó entre cajas. Con el que formó su ejército, aliado de los bombos, y charles ejercitó. Su principal arma, su mente, para así romper la calma en el fondo de una sima como Osama, lanzando aviones a tus walkman. Hoy quien trama una emboscada, contra él su verso os derrama entre tarimas. Para qué dramas, para qué hablar de quien no da para más. Ya tienen bastante con sus traumas.

Como monos, intentado subir hacia lo alto de las ramas, y con rimas su doctrina contamina, dejando mentes en ruina, mientras la mina de su lápiz se termina. Esquivando minas que dejaron víctimas entre cocaína, fueron faltos de disciplina que hoy caminan a lo opuesto que ahora suena en su pletina. El futuro se avecina, no será ese foco a tí a quien ilumina.

Ésta tormenta no amaina, porque quedó atrapada entre colinas. Es Lom C y Madnass, cuando el micro desenvaina, y Chimo en los technics domina. Te motivan ataqueos en cada esquina, también compartió con 'eh, eh, qué pasa, tío' en éste ataque, ya que la misión es vaciar la mina. Carga tu loro de alcalinas, una vez de nuevo rebobina.

Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera
mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí. Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí.

Que yo no voy a trompicones, escondiéndome en rincones. Respondo a tus acciones, lejos de usar cañones. Es diferente ésta vez, hablo en su memoria, y en la de la inmensa minoria, es mi historia. Son cosas que terminan antes de comenzar;
son piezas que no encajan, vine a rezar sobre una caja. Díselo Zar, que vine a dar lo que di siempre, como hace tanto tiempo, como hizo tanta gente. Es inteligente rap para enterrar mi odio;
sólo Hip-Hop, cartas urgentes llenando otro folio.

Buscando la grandeza entre las cosas pequeñas,
mirando dentro de una lágrima esperando ver qué enseña. Hoy la señal es mi santo y seña, sólo vengo a sellar el enlace, aquí tenéis la contraseña. Ésta es mi estrella y observo desde lejos, andando con cuidado, voy con recuerdos viejos. Imagina una ciudad allí perdida en otro tiempo, en una dimensión distinta a la que frecuento. Dime si estás dentro, que vine a hacer recuentos, hablar del Hip-Hop desde el comienzo en mi cuento. Hablo de hace años, cuando todo era extraño, cuando para huir de engaños, yo compuse mis sueños para apagar mis daños de niño insignificantes.

Lejos de costumbres y de cumbres distantes, entre fieles compañeros, fui otro pasajero más. Otro eslabón de una cadena de distinto aroma. Buscaron coronas, poco a poco, cambió el rumbo. ¿Cambió el mundo? No, cambiaron sólo sus asuntos. Y condenado a navegar entre dos mares, dos; entre dos ciudades, dos; entre dos historias, dos lugares, me entregué mi vida allí, la puse sobre aquel papel, y así una lucha sin cuartel, se libra dentro de mi cárcel.

Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera
mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí. Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí.

Allí a finales del 78, vi la luz por primera ocasión; pocos imaginaron que vine a cumplir una misión. Algo sencillo con dialéctica, ofrecer una visión de todo lo que hijos de puta hacían con distorsión. Crecí, y en mi conducta nunca hubo torsión, fui rígido, y en mí el Hip-Hop fue imprescindible, como cierto líquido insípido. Gracias a él pude verlo todo nítido, y conocí al micrófono, con el que desde entonces he convivido, compartiendo una perfecta simbiósis.

Así comenzó a ser mi vida, lo que hoy otros llaman psicósis, sobreponiéndome a toda vergüenza como las diéresis. Ya llegará el día en que en ella ya no habrá más paréntesis, de momento soy para nazis, lo que para edificios la luminosis. Soy quien muestra a tus hijos lo que no hizo la catequésis, el que en joder a polis, pone todos su énfasis. Envolviendo sus rimas en humo de buen hachís, haciendo de remotas hipótesis, sólidas tésis.

Soy puro éxtasis, demasiado peligroso en cualquier dósis. Mi historia es un largometraje basado en la realidad; mi rap su sinópsis, la que habla de mí y de cuando atrapado me vi en un involuntario estado de hipnósis. Nadando entre la mierda como un pez en el Támesis, pero si la autoestima hubiese sido pasta, me apellidaría Onasis. Ya que sólo gracias a ella superé mi crísis, y emprendí el camino hacia mi metamorfósis, dejando de lado a MC's con cerebrales parálisis. Creando un oasis en el medio del apocalípsis desde mi génesis como B-Boy, así alcancé mi apoteosis y sufrí mi catársis. Creé mis propias directrices, escribí letras con sangre de heridas que hoy son cicatrices. Esas que hacen que éste chico hoy cuide lo que dice. Nacido para ser MC, en mi lengua desarrollé los biceps.

Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera
mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí. Yo soy así, nacido para ser MC. Yo lo elegí, nadie lo hizo por mí. Yo decidí lo que quería que fuera mi vida, chico, la tuya depende sólo de tí, sólo de tí.

Hay mucho hijo de puta ahí fuera, pero no soy uno de ellos. Yo sólo sé lanzar rayos, dejar huella, mover cuellos. Una misión que comenzó con una clara decisión, y hoy son 5 los que vienen con la precisión. De los que saben, que no saben fallar;
de los que no saben callar, de los que no saben llevar collar. Vuelvo a brillar, llegar y mostrar la audacia, mientras torpes que quieren triunfar, tiran de farmacia.

Conocí a la rima, fue amor a primera oída. Nací para ser MC y así dirigí mi vida. Esos niños del rap en tímpanos de vecinas, más tarde adolescentes, perros marcando su olor en tu esquina. Hombres que buscan salvar al Soldado Rima. España, America Latina y el mundo tras mi cortina. ¿Qué opinas, te animas? Sólo mis pócimas
secarán tus lágrimas. Arma Blanca, en tu cara como Tim Duncan. Gana la banca, mientras B-Boys en las gradas saltan.

Muchos lo intentan, pero no aguantan; se enfrentan, revientan, se plantan, saben que no nos alcanzan. Quiero que mis rimas crezcan, que permanezcan. Quiero que mi voz sea como tu luz cuando anochezca. Quiero que se convezan de una vez por todas, que un rap que no está de moda, jamás pasará de moda. Es ganar en escenarios, no por e-mail o en un chat. ¿Por qué el rap? Dime, ¿por qué el rap? Lom C, Dass, Madnass, el caballero de la mesa de mezclas. Y no habrá almas que traigan relax contra éste antrax.

Sigue el compás, y siente el poder de un arte con el que voy a tocarte, a conquistarte, a hablarte y a entregarte la mejor parte de mí; desnudarme y desnudarte así, también a tí, a todos mis homies. Lo conseguí, aunque aún muchos son para mí,
como un blanco y un blaugrana, un yankie y un iraquí. Aparecí, vencí como Mohammed Alí, en una reflexión eterna, aunque no soy Talib Kweli.
Yo soy felíz aquí, feliz así. Siempre distinto,
sólo pinto por instinto, perdido en el laberinto,
pero me sobra carácter. Tengo un micro y de asuntos que resolver, y ni el Señor Revólver me va a detener.

Vengo dispuesto a vencer, a hacer y a deshacer, a dar el gran golpe y luego desaparecer. Reconocer que entre mi paja no hayaréis el alfiler. ¿Qué puedes hacer si en tu ciudad se ha abierto un cráter? Cada palabra que plasmo, provoca espasmos.
Cada verso cruza el cosmos, mucho mejor que un orgasmo. No vengo solo, hoy me acompaña un flow de oro. Compis que bajan al moro y colegas que están al loro. En el rap rodarán cabezas y ésto no es Sleepy Hollow. Yo sólo lo coloco y así os pulo. Bobos, sólo sóis bolos ante mi inminente strike. Right, tú solo pon en on el MIC, y haz lo que debas como Spike.

Te lo dejo, pendejo; no hagas del rap tu profesión, es mi consejo. Serás como un conejo cazado por un león. Serás como un peón al servicio de una industria sin pasión, sin compasión. Sellos que dicen ser serios sueñan con crear imperios, y carecen de criterios para así adecuar sus medios. Hip-Hop no quiere marketings de Burguer King. Hip-Hop quiere duelos ágiles de estilos en un ring. Hip-Hop sólo quiere duelos en suelos sin fín. Fachadas pintadas, decorando tu ciudad-jardín.

Y ese Hip-Hop vengo a salvar, abran las puertas de su corazón de par en par y déjenme entrar. A pesar de todo, el espectáculo debe continuar. A pesar de no avanzar, de no encontrar a quién amar. A pesar de las palizas, de los sueños hechos trizas, de pisar sobre arenas movedizas, a pesar de tí. Cuando me critiques, mi misión, contra la que tú compites. Mi misión, llegar desde las chozas a las élites, llegar donde estés y que por fín me necesites.