Letra Los Inventos de Tito Fernandez

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Tito Fernandez

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,67/5. Total votos: 3

El hombre ha inventado cosas
desde tiempo inmemorial,
siempre está inventando cosas,
cuento de nunca acabar.

Y cada cosa que inventa
tanta importancia ha logrado,
que casi sin darnos cuenta
vamos siendo desplazados.

Inventó la lavadora
que da grandes soluciones,
más cómoda la señora,
más camisas sin botones.

Sin embargo si ya viste
como se ahorran las horas,
verás como nos permite
más tiempo con la señora.

entonces, si hay dos razones
la señora y la sonrisa,
¿Quién quiere que haya botones
pegados en la camisa?

Buenos inventos del hombre,
todos los días el cuento,
tal vez por eso ya nadie
se asombra por un invento.

Tenemos la licuadora, (por ejemplo)
que muele, pica y destroza,
lo que le metas adentro
se convierte en otra cosa.

Y tritura, y hace trizas,
y convierte en picadillo
los plátanos, los limones,
los dedos de los chiquillos.

Los papeles del arriendo,
los cheques por travesura,
al tipo de los impuestos
y al tarro de la basura.

Los inventos, de este siglo,
son una necesidad,
y nos traen, al espíritu,
la paz y tranquilidad.

¿Qué me dice de la cama?
Un invento original,
¿Qué haría usted sin la cama?
¿Me podría contestar?

En la cama ocurre todo,
desde morir a nacer,
incluso antes del nacimiento
la cama tiene que ver.
Allí durmieron los padres (claro)
los novios y algún abuelo
que soñó, sin confesarlo,
con la llegada de un nieto.

Es buen invento la cama,
la cama es un buen invento,
gritemos, entonces, ¡Abajo! la cama
porque es su lugar correcto.

Y no se ría, mi amigo,
porque estoy de consejero,
la cama siempre debajo
y encima los pasajeros.

Eso lo aprendí, una noche,
de la dueña de un hotel,
que ¡vaya! sabe de camas
y de otras cosas también.

El mundo de los inventos
es eterno e increíble,
de modo que sigo el cuento
abreviando lo posible.

El paraguas, por ejemplo,
algún señor lo inventó
para sacarlo a la calle
casi junto con el sol.

Y se le toca la suerte
de andar, con él, cuando llueve,
debe subirse, usted, a un micro
para que allí se le quede.

Esa es la forma. mi amigo,
esa es la forma correcta,
hay que perder el paraguas
porque p'tas que molesta.

Gotea como allá afuera,
no cabe en ninguna parte,
y hasta el asunto, ese, del mango
resulta desagradable.

Ahora, si me permite,
quisiera darle un consejo,
no salga nunca a la calle
con paraguas, cuando hay viento.

El hombre, inventando cosas,
como que se está pasando,
una rubia, primorosa,
puede ser un negro andando.

Y no crea que exagero
señora, con lo que he hablado,
ya se inventó, con el sexo,
un gran negocio, privado.

Pero no hablemos de eso,
para qué terminar mal,
aunque si he de ser sincero
sería más comercial.
Inventaron la empanada,
la con pino, me refiero,
la publicidad pagada
y allí aparece el dinero.

Invento de los inventos,
la plata, señor, la plata,
con ella se acaba el cuento
porque es ella la que manda.

Se puede comprar la luna,
se puede comprar el tiempo,
se puede invertir fortunas
y comprar nuevos inventos.

Se han comprado las conciencias,
se ha comprado tanta cosa,
el hombre inventa que inventa
y así se sufre y se goza.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Yo también tengo mi invento,
este que he contado hoy,
la verdad, cuánto lo siento,
paso a cobrar y me voy.