Letra Os fundimos de Hablando En Plata

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Hablando En Plata

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Érase una vez en la gran ciudad. Chavales con el micro la tenían controlá. Sin igual, era lo más mortal, dominaban el percal. Os fundimos, reconocedlo. Érase una vez en la gran ciudad. Chavales con el micro la tenían controlá. Sin igual, era lo más mortal, dominaban el percal. Os fundimos, reconocedlo.

La guitarra toco sin cuerdas, las trompetas suenan al compás de los tambores de guerra. Las castañuelas dan la señal de alerta pa' que te defienda, no te confundas. Haz lo que quieras con la torta que llevas, di lo que quieras en la sombra, pero a mí me dejas a la vera, lejos de tus tácticas. No me importan na', ni una mierda. Se nota al escuchar la calidad; aquí hay seriedad, aquí hay maldad, aquí hay lujuria, hay soberbia pa, para el Mir cuando caiga.

Rayka tiene aura, tiene a los monstruos amarraos en el puerto Málaga. No te digo na'. Cuando se hagan grandes y se coman to' tus rimas calculadas, que aquí to' se calcula por la cuenta la vieja. Como Elphomega, mi colega, y no te digo na'. Cuando nos escuches, te va a faltar tiempo pa' echar a volar. Que te has criao en un nido builla sin saber de lo que va el tema. Hay que forjar y armar el alma con calma, que to' llega.

Mi filosofía vive y deja vivir, compite y no dejes de competir. Que somos mayorcitos, con los cojones negros, y hay que llegar a los 500.000 discos vendíos; sin venderse, como más de uno, como tú. Culo en pompa y to' pa' dentro, qué se siente, pico, escozo. Un kilo de carne calentita entre las piernas con un besito de tu madre, la madre que te trajo al mundo. Te fundo, reconócelo, aquí hay clase, to' un campeón. Puedo ser dulce, amargo, simple o complicao, pero soy yo Juan Peralta, el mismo que viste y calza. Te cagas.

Érase una vez en la gran ciudad. Chavales con el micro la tenían controlá. Sin igual, era lo más mortal, dominaban el percal. Os fundimos, reconocerlo. Érase una vez en la gran ciudad. Chavales con el micro la tenían controlá. Sin igual, era lo más mortal, dominaban el percal. Os fundimos, reconocerlo.

Sollozos incontrolables ponen la música, el gris pone el color, la tristeza el sentimiento, nosotros la voz; el tiempo clavo yo. El ritmo es el esclavo del MC, sabemos to', lo malo es que el MC se convierta en el esclavo del ritmo. ¿Tú sabes? Tenemos a las vocales castigadas con bozales, y hacemos collares con tallos de rosales.
Más perjudiciales que algunos fallos judiciales,
o agentes policiales.

Me gustaría decirles, que haría lo que fuera por lisiarle, rajarle, pincharle; estómago vaciarle, vacilarle, dirigirle. Las bases de Rayka asumirlas, hay que asumirlas, así que a mamarla. ¿Dónde queréis llegar?. Chuparnos la polla, echad pa' allá, no nos molestéis más. Fantasías incumplías os producen un estigma cerebral, tenéis que celebrar que nos pudistéis encontrar. Que no éramos leyendas, que existíamos de verdad en realidad, que era real, no era un rollo como los demás. Dónde hay más MC's, dónde hay más.

Málaga capital es tu pena capital, es normal, os vamos a decapitar, anzuelo váis a picar. Vuestra forma es típica, no nos podréis etiquetar jamás, ni a la próxima os vamos a lastimar. Aunque nos déis lástima, a sacaros lágrimas nos vamos a dedicar, rapeando con frialdad, sin remordimiento. Os fundimos, reconocedlo.

Érase una vez en la gran ciudad. Chavales con el micro la tenían controlá. Sin igual, era lo más mortal, dominaban el percal. Os fundimos, reconocedlo. Érase una vez en la gran ciudad. Chavales con el micro la tenían controlá. Sin igual, era lo más mortal, dominaban el percal. Os fundimos, reconocedlo.

Ya podemos vender camisetas con una catana dibujá en el pecho, de recuerdo de Málaga. Antes la vendían con el sol y el mar. Como pueden comprobar, las cosas están cambiás. El que nos salgan las cosas perfectas motiva más a la hora de hablar. Rafael Fernández es un máquina, no para de perfeccionar. Siempre sabe reaccionar en los callejones del track. Llevamos mucho tiempo organizándonos, razonándolo, vosotros no sóis nadie pa' estar cuestionándolo. Es hora ya de cambiar de estilo, que se vaya puliendo, háganlo.

Vale ya de palabras cortadas por huevos porque no entren en el tempo, hay que echarle sentimiento y ganas. Tenéis que practicar bastante. Se os va de las manos, os echamos con escrituras rebuscadas como William Borroughs. Quién tiene cojones pa' venir a eliminarnos. La furia te sale por el culo cuando ves mi entusiasmo. Difícil es aplacarnos, ¿tú sabes?. Imposible vencernos, manda postales
desde el filo.

Hijo putas están en vilo pa' intentar copiarme. Soy el que viene a fustigarle, somos antiguos como motos Kanoway, pero peor que las arañas de Runaway. Sobre bombos y charles, pa' ustedes nuestras cumbres son muy borrascosas, estamos hechos unos Laurence Olivier. Les dejo a todos hechos desanimes, nunca os desaniméis. Las harajas, los majaras y sus trajes me dan mucho coraje.

Con las bases de Rayka de lujo y mis ojos, te cojo, estamos bien metidos en el ajo. Te voy a matar a la madre que te trajo, te rajo. Rafa raja. Ojú, viejo, escupo consejos de lejos. Pa' mí lo mejor es correr como un conejo. Y díselo a tus hijos, que no somos de verdad y es un espejo
nuestro ego.

La venganza malagueña es como la de Keops, cantamos sobre loops de discos viejos. Sólo yo me corrijo, me jalo MC's como torrijas, respeto normas que se rigen. Fraseadores no se ríen, en sus casas discuten, esperemos que nos plagien y pajeen con nuestras imágen. Málaga ciudad caliente, como Harlem, que se contagien, sigan nuestro régimen sobre tiempos citizen.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Como Kane, voy con Maintain, los malajes con andares juglares no sueltan mensaje. Cuando cojamos y nos pasemos pa' la gente que seremos, cuando en el micro nos dirijamos, digamos a tí, y los tonos vayan como dinamos. Seremos los mejores, digamos, éramos los que faltábamos. Me cago en John Wayne y en El Álamo. Vamos con ventaja, cuidado con lo que haces, ensangrentamos tus vacances. Soy como un rayo eléctrico de largo alcance. Qué esperabas, monstruo.