Letra Pobre principito la cancion del verano de Mama Ladilla

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Mama Ladilla

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Un día desperté con una resaca chunga, chunga, de cojones, no sé lo que hice ayer.
Al lado de la cama, yo vi un papelote todo sucio y arrugado, ¿qué coño puede ser?
Y cuando quise cogerlo y leerlo, muy pronto fui presa de una gran sorpresa,
y aunque yo me resistía tuve que reconocer
que era mi caligrafía.
De incongruencias que desafiaban la mayor de las paciencias había sido autor,
y no decía nada, nada lógico, un mono del zoológico lo habría hecho mejor:
los estertores de un cólico nefrítico resultan congruentes, incluso inteligentes,
comparados con el fruto de mi mente enajenada
largando sobre nada.
Pero como soy muy ecológico, me dije que lo lógico sería reciclar
el pobre papelito, ¡pensar que, para esto, un inocente arbolito tuvieron que talar!
Y muy pronto encontré para él un lugar muy chulo, junto al papel del culo.
Allí su presencia sería de gran utilidad
un día de emergencia.
Y al cabo de unas horas, se vino a comer el gorrón de mi cuñado, ¡quién coño le ha invitado! Animalito, traía un apretón de tres pares de cojones con retortijones.
Sudaba, temblaba y sólo pensaba en poner un huevo, quedarse como nuevo.
Con los ojos en blanco, hasta el trono se arrastró
y se puso a la faena.
Salió de allí sin limpiarse la zurraspa ni tirar de la cadena, imagínate qué escena,
¡qué tío más marrano! Blandía en su mano aquél texto inhumano con cara de emoción.
Me abrazó, me besó, me mordió, y lloró de alegría ¡creí que se corría!
y me dijo como pudo cuando recobró la voz:
"menuda poesía"
Y se puso a hacer una canción, pues aquella aberración desató su inspiración,
y le puso un ritmo unch, unch y añadió un estribillo de dua dudua
y en tan sólo cuarenta segundos había parido el tema más podrido,
la cosa más horrenda que escuchó la madre Gea,
enfermizamente fea.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Y se vendieron en una semanita millones de compactos de aquel tema putrefacto.
¡Y yo que estuve a punto de emplear la canción del verano para rebañarme al ano,
ahora que soy rico, con billetes de diez mil me lo dejo bien limpito, ¡pobre principito!
¡Pobre principito!