Letra ¿Por que los ricos? de Los Prisioneros

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Los Prisioneros

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Van a sus colegios a jugar
Con los curas con las monjas
De la caridad
Con sus cuerpos llenos de comida
Crecen como europeos
Rubios y robustos

Nos quitan el camino a la universidad
Llenan sus libretas de notas sin igual
Sus cabezas saben todo lo que hay
Que responder...

Tienen las escuelas numeradas
Nos enseñan humildad y resignación
Nos explican de que esta de mas
Intentar pensar siquiera en ser profesional

Tu educación es una porqueria
Yo con esas notas, ni siquiera trataría
Dedicate a ladron, a vago o esclavo
Y nunca trates de entender

¿por qué, por qué los ricos?
¿por qué, por qué los ricos?
Tienen derecho a pasarlo tan bien
Tienen derecho a pasarlo tan bien
¿por qué, por qué los ricos?
¿por qué, por qué los ricos?
Tienen derecho a pasarlo tan bien
Si son tan imbéciles como los pobres

Alli van cruzando su ciudad
Taquillando en sus autos
O en el de su papá
Disfrutando de la juventud
Del derecho de herederos
De los dueños de américa del sur

A veces unos tienen ganas de igualar
Forman entidades, juegan a luchar
De exclusos o reclusos
Y de intetectual
Y todo sigue tan igual
Tan igual.

¿por qué, por qué los ricos?
¿por qué, por qué los ricos?
Tienen derecho a pasarlo tan bien
Tienen derecho a pasarlo tan bien
¿por qué, por qué los ricos?
¿por qué, por qué los ricos?
Tienen derecho a pasarlo tan bien
Si son tan imbéciles
Si son tan imbéciles
Si son tan imbéciles

Y los de arriba siguen
Y los de abajo siguen nadie tiene ganas de ver un final
Si los de abajo creen
Lo que de arriba dicen
¿en quién voy a confiar?
Quizá al final me de igual
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Dime ¿por qué?
Tantos mercedes tanta comida
Tantas palabras, tantas mentiras