Letra Sin intención de Raúl Ornelas

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Raúl Ornelas

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

No era su intención enamorarme,
Tampoco era la mía conquistarle,
Pero con el cupido, nunca sabes,
Te atraviesa el corazón, sin preguntarte.


No era la mujer q había soñado,
Tampoco yo su príncipe encantado,
Pero tal vez por ese, par de tragos,
Sus pupilas y las mías, se abrazaron.


Dejamos las paredes de aquel bar,
Y nos perdimos en otro lugar.


Entre los muros de mi habitación,
Entre las sábanas y el edredón,
Entre las sombras y el silencio,
Perdimos el sueño jugando al amor.


Entre los números de mi reloj,
Nos abrazamos hasta ver el sol,
Entre mis manos y sus dedos,
Un poco del cielo tuvimos los dos.


No era su intención enamorarme,
Tampoco era la mía conquistarle,
Pero con el amor, nunca se sabe,
Se te mete al corazón, sin preguntarte.


Dejamos las paredes de aquel bar,
Y nos perdimos en otro lugar.


Entre los muros de mi habitación,
Entre las sábanas y el edredón,
Entre las sombras y el silencio,
Perdimos el sueño jugando al amor.


Entre los números de mi reloj,
Nos abrazamos hasta ver el sol,
Entre mis manos y sus dedos,
Un poco del cielo tuvimos los dos.


Entre los muros de mi habitación,
Entre las sábanas y el edredón,
Entre las sombras y el silencio,
Perdimos el sueño jugando al amor.


Entre los números de mi reloj,
Nos abrazamos hasta ver el sol,
Entre mis manos y sus dedos,
Un poco del cielo tuvimos los dos.


Entre los muros de mi habitación,
Entre las sábanas y el edredón,
Entre las sombras y el silencio,
Perdimos el sueño jugando al amor, al amor.

Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Entre los números de mi reloj,
Nos abrazamos hasta ver el sol, hasta ver el sol,
Entre mis manos y sus dedos,
Un poco del cielo tuvimos los dos, y fue sin intención.