Letra Tu maestro de Pesadilla

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Pesadilla

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Esperando por tu amor... Dime la verdad, ¿tú estás segura de que tú quieres volver con él? Te va a volver tu vida una pesadilla. Yo no sé, pero a ti cómo se te olvidó con quien tú estás habalndo. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. Fui el segundo en tu vida pero el primero en amarte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. De tu cuerpo yo conozco hasta la más íntima parte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Cuando estabas afligida en mí encontraste amor y aquella capa de love que represó tu corazón. Junto a mí tus días grises volvieron a ver el sol. Y ahora tú me dices que has vuelto a tu antiguo amor, y que lo quieres, que lo amas y con él vas a casarte. Tratas de hacerme sufrir para que un día llegue a odiarte, pero mientras más lo intentas mi amor se hace más grande. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. Fui el segundo en tu vida pero el primero en amarte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. De tu cuerpo yo conozco hasta la más íntima parte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Lo que me dice tu hermano: "no debes resignar", y ese es el tipo de consejos que no quiero escuchar. No puedo seguir viviendo si a mi ldao tú no estás. Vuelve, te necesito, muero... vuelve, mi cuerpo extraña tu calor. Vuelve, te necesito... vuelve que estoy ardiendo de pasión. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. Fui el segundo en tu vida pero el primero en amarte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. De tu cuerpo yo conozco hasta la más íntima parte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Y yo recuerdo aquellos besos como si hubiera sido ayer, lo dulce de tus labios que para mí sabían a miel. MI cuerpo poco a poco adentrándose en tu seno y en lo tierno de tu piel. Susurros en tus oídos que te hacían excitar, lo bien que nos sentíamos a la hora de amar. Cada minuto, cada segundo lo solíamos disfrutar, baby. Pero ahora ya no estás. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. Fui el segundo en tu vida pero el primero en amarte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama. Yo soy tu maestro, quien supo enseñarte. De tu cuerpo yo conozco hasta la más íntima parte. Cómo es posible que me digas que lo amas cuando yo sé que soy el dueño de tu cama.