Letra Un hombre común de Abel Velazquez El Mago

Etiquetas:
Letra de canción
Español
Enviar a un amigo |


Otras canciones de Abel Velazquez El Mago

Song Scroller

Visitar letra | Letras de canciones
 
Color de fondo


Color de la letra

Copia este código y pégalo en tu blog o web para mostrar el song-scroller de Album Cancion y Letra

Califica la calidad de esta letra
Espere un momento...
Puntaje: 4,00/5. Total votos: 0

Fui, un niño como todos,
Con el lodo en los zapatos, y la carta a Santa Claus,
Con amigo imaginario, y en los sueños un Dragón,
La esperanza de mis padres, el amor de los abuelos,
Y el deseo de que la noche, me llevara a un día mejor.

Crecí, como creo que crecen todos,
Con Don Gato, Picapiedras, superhéroes y futbol,
Con domingos de mercado, y juguetes de Hong Kong,
Con mi hermano y sus historias, y mi hermana en biberón,
Y un par de horas por la tarde, para corretear al sol.

Tan solo un niño, común.
Que se asombraba cuando empezaba a llover,
Y se levantaba, poco después de caer,
Con preguntas sin respuesta,
Y respuestas que jamás, pudo entender.

Fui, un joven como todos,
Con una novia primera, que de pronto se marchó,
Con top saider sin calceta, pelo largo y rocanrol,
Con mil sueños sin maleta, y una orientadora necia,
Que creyó que yo podría, ser un día administrador.

Crecí, como creo que crecen todos,
Con un libro de Mafalda y el viejo Playa Girón,
Con mil dudas sobre el sexo, y revistas de Playboy,
Sin recuerdos ni pasado, de un primer beso en los labios,
Y el intento malogrado, de un primer verso de amor.

Tan solo un joven común,
Que se asombraba cuando empezaba a llover,
Y se levantaba, poco después de caer,
Con preguntas sin respuesta,
Y respuestas que jamás, pudo entender.

Soy, un hombre como todos,
Con temores y derivas, sobre cada cruel error,
Con canciones muy pequeñas, por mitades de una voz,
Años luz del ingeniero, el doctor o el ciudadano,
Que mi padre en sus empeños, hace tanto imaginó.

Y soy, como creo que somos todos,
Un enfermo sin bandera, enamorado del amor,
Una soledad dispuesta, ante los brazos del perdón,
Un moribundo desolado, que en un rosal se desangró,
Un papalote que en las manos, de una virgen,
Otra vez, se levantó.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Tan solo un hombre común,
Que aún se asombra cuando empieza a llover,
Y que a pesar de haber caído,
Ha decidido levantarse, y al final,
Morir, en pie.